Rezar, es hablar con Dios

 

  Cuando la necesidad, llega a nuestra alma, cuando esa sensación de abandono nos embarga, nos queda la alternativa, esa que siempre por alguna extraña razón dejamos para lo última, rezar...

Si verdaderamente escucháramos a Jesús, en Su Palabra, deberíamos tener presentes que la Oración, rezar, es el arma más poderosa que Dios por Su intermedio nos dejó como regalo para que sepamos como apartar todo lo malo que nos rodea, mas nosotros, almas atribuladas por los destinos de esta vida, seguimos pensando que somos autosuficientes para vivir sin Dios, hasta que... nos damos cuenta de que sin El no podemos hacer nada y es ahí cuando comenzamos a buscar el refugio de la Oración para confiarle nuestras penas y dolores, para ver si El, Dios es capaz de lograr aquello que nosotros no pudimos.

¡Que bueno sería que al menos por una vez, hiciéramos las cosas al revés!, Es decir primero buscar el amparo y protección de aquel que nos Creó y después tratar de ayudarnos.

Acaso... ¿Cuándo construyes una casa, comienzas por el techo?, no primeramente construyes los cimientos y paredes y una vez que ello está dispuesto ahí recién viene el techo, si somos conscientes de cómo debemos construir lo que nos dará refugio, ¿Cómo no hemos de saber como construir nuestro futuro?, Nuestro futuro, así como nuestro presente, debe estar ligado al destino que Dios nos ha prefijado desde un principio, si así no fuera, no podremos avanzar solos mucho tiempo ya que ante la primera de las dificultades, una de esas dificultades duras, nuestra fe se haría invisible.

La Oración, hermosa arma que Dios nos ha regalado para que podamos comunicarnos con El, algo así como un correo privado que tenemos en línea directa con quien nos ama, y que siempre está dispuesto a darnos respuesta.

Para Dios hubiera sido más fácil habernos Creado y después dejarnos al azar andar por los caminos de este mundo, desentenderse de nosotros, mas no, Él prefirió quedarse allí vigilante, expectante para ver en que podía asistirnos para que no quedáramos desvalidos, tal y como lo hace un buen Padre que ama a sus hijos.

Hoy el gran problema del mundo es el dinero, ese suplente visible que hemos elegido para tener un dios visible, porque nuestros ojos, tan ciegos, no pueden descubrir en lo invisible, al Dios verdadero, ese dios suplente que elegimos, en un 90% de la humanidad, es quien gesta los problemas de la misma, poder, corrupción, pobreza, miseria, muerte, deshumanización, inseguridad, son todos frutos que cosechamos si servimos a ese dios, falso que nos hemos inventado y por el cuál entregamos muchas horas de nuestras vidas, y ¿Para que?, para que al final de cada mes, volvamos a comenzar una nueva rutina para poder volver a necesitar de ese dios.

No crean que no se como es la cosa, no digo que el dinero no sea necesario, pero una cosa es que sea necesario y otra muy distinta es que sea totalmente imprescindible, a tal punto de que muchos vendan hasta su propia alma, por poseerlo, no hay error en trabajar para obtener el dinero para el sustento, el error es dar mas valor al dinero, que a la esposa, esposo, o hijos, incluso que a nuestra propia madre, ahí esta el error.

¿Qué es capaz de hacer la Oración?, la Oración abre una puerta de amor con el único Dios verdadero, ese que nos ama, ese que nos creó, es un puente, un camino que nos une, que nos santifica y protege de todo mal, por ello la Oración debe ser lo primero que debemos tomar en cuenta antes de cualquier otra alternativa, por el poder de la Oración, Dios nos bendice y de una manera tal, que todo lo que nos falte vendrá por añadidura si somos capaces de primeramente Amar a Dios por sobre todas las cosas, que El gobierne nuestras vidas, nuestros destinos, esos que ya prefijó antes de enviarnos a este mundo, aquí te daré algunas pistas de cómo debes actuar, que debes hacer para lograr que Dios sea el centro de tu vida, y Que todo venga por añadidura.

  • Amar a Dios
  • Alabar a Dios
  • Confiar en Dios
  • Obrar con Dios
  • Respetar a Dios
  • Vivir en Dios

No hay nadie en la tierra que pueda darte lo que Dios puede, no hay ser humano con poderes mágicos que si te promete solucionarte un problema que tienes, pueda lograrlo, si acudes a alguno de esos seres que prometen solucionarte tus problemas, no les creas, sencillamente ellos están sirviendo al dios dinero, y van en busca de poder, y gloria terrena, mas no te solucionarán nada en absoluto, porque antes están pensando en ellos, si tu estado es desesperante, solo Dios puede suplir esas necesidades faltantes, nadie mas, así que en vano perderías tiempo en acudir a quien no puede, ya que Dios, El y solo El es tu salvación.

Si tienes problemas de trabajo, económicos, de pareja, de casa, de embargos, de garantías que no te han cumplido, de soledad, de enfermedades, de prisión, y cualquier tipo de problema que aquí no figure pero que también los existen y de a cientos mas, te propongo a que juntos hagamos esta Oración, esta que hoy mi alma quiere regalarte para que esa línea directa que esta entre tu y Dios, pueda ser ese puente de unión entre tus aflicciones y ese Amor que hoy El Padre desea brindarte una vez mas...

Ponte en Su presencia, siente que El está llegando a tu lado, y que susurrándote despacio al oído te dice: "Habla, Hijo.... que Tu Padre escucha...." y reza junto a mi......

Padre y amigo, Señor mío, hoy necesitaba hablarte, contarte lo que Tu ya sabes de mi, pero antes de hacerlo quiero pedirte perdón, pero no de una manera común, sino de una manera muy especial, Tu pondrás ante mi, a quien y en quien quieres que enmiende mi ausencia de amor hacia Ti, quiero demostrarte que puedo saber verte en los ojos de un Hermano, quiero demostrarte que puedo devolverte un poco de ese amor que Tu me regalas a raudales, escucha mi voz y atiende mi pedido, que humildemente te hago.

Tu, Padre, conoces cada uno de los problemas que me aquejan, pero en esta Oración, quiero mencionártelos...............(enumera aquí tus problemas)...................... para que Tu acudas en mi auxilio, para que Tu puedas quitar de mi vida, todos momentos de tristeza y desesperación que empañan mi alma no quiero ya que ella este turbia ante Ti, quiero que sea íntegra como Tu la creaste para que pueda servirte hoy y siempre, escucha este clamor Padre bueno, y asísteme en este momento, sabes que soy pecador y que si prometiera algo, quizás no cumpliría, pero se que Tu deseas y quieres ser parte de mi vida y deseas también que yo sea parte de Tu eternidad, por ello te pido, toma mi vida entera, se Tu el Capitán de este barco que anda a la deriva del mundo, en esas aguas profundas de la incertidumbre, calma las tempestades que me azotan, y que me hacen titubear, seré tu obediente marinero, pero se Tu por favor mi guía.

Antes de comenzar este proyecto, esta parte de mi vida, esta renovación que la misma necesita es necesario que todo lo ponga en tus manos y con ello tendré por seguro que nada debo temer, porque todo lo puedes hacer Tu.

Jamás dejes que me aparte de Ti y de Tu senda, y que cada paso que dé sea contigo, y para Ti.

Gracias Padre, porque se que ya es una realidad, confío en Ti, confío en Tu justicia, y se que como hijo tuyo tendré la ayuda que me darás porque me amas.

Todo sea para bien de mi alma y para gloria de Tu nombre, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

Querido Hermano/a que estás leyendo este mensaje, cuenta siempre con la asistencia infalible de Dios, ese Dios que jamás será capaz de dejar de tomar tu mano, a menos que tu decidas soltar la de El, se constante, porque la constancia es la seguridad del triunfo con Dios, si rezas esta Oración, no dudes, confía plenamente, no lo hagas por si acaso, hazla con fe, tu fe será que la te de la prueba de que Dios siempre está a tu lado acompañándote en cada momento, recuerda que si tienes fe, tan pequeña como una semilla de mostaza, podrás decirle a la montaña échate al mar, y ella se echará, ahora si tu fe no es siquiera del tamaño de una semilla de mostaza, porque no posees fe, aún la montaña puede hacerte perder esa poca seguridad que tienes.

Confía, solo confía en que Dios todo puede brindártelo, si tu eres constante, la decisión final es tuya, queda en tus manos, y si alguna duda tienes, lee de nuevo este mensaje y seguramente Dios hablara a tu alma.

Que El te bendiga y acompañe siempre.

Besos Alados a tu alma

Javier

 

 

© 2005 – Portal Católico San Gabriel Arcángel "Mensajes Para Tu Alma" - Todos los Derechos Reservados - Se concede permiso para el reenvío mientras se conserve la integridad del texto, incluyendo su autoría.

 

 

Si alguno de los Mensajes para Tu Alma llegó a tu Corazón, nos gustaría tu Testimonio en el Libro de Visitas del Portal desde ya muchas gracias.

   

Volver Anterior

 

Visita/s por la web en este momento